Judío de 101 años se convierte a Cristo después que su esposa oró por 24 años

Judío se convierte a Cristo después que su esposa oró

EE.UU.- Un anciano judío de 101 años, que siempre se negó ser cristiano, finalmente decidióaceptar a Cristo, después que su esposa perseveró en oración por 24 años.

George Warshaw se negó varias veces abrazar el cristianismo, perosu esposa Lou, no dejó de orar por él para que reciba a Cristo como su único Salvador. “El diablo me decía que nunca iba a suceder”, dijo Lou, admitiendo las veces en que su fe fue probada. “Pero seguí creyendo que Dios lo haría“, dijo.

A pesar que George era judío, asistía los domingos acompañando a su esposa Lou, a la iglesia Calvary Baptist en Alexandria, Luisiana. Se sentaba en la misma banca para el culto y también asistió a una clase de estudio de la Biblia.

Lou y otros amigos nunca impusieron su fe en George a través de los años, sólo le mostraron amor cristiano y oraban por él para que llegara a conocer a Cristo.

En los últimos meses, George había llegado a ser incapaz de continuar asistiendo a la iglesia pormotivos de salud. Fue internado en un hogar de ancianos pero todavía permanecía en contactopermanente con hermanos de la iglesia.

Las veces que Lou iba a visitarlo, oraba por él junto a otros hermanos y se unían en intercesión. Hasta que un día le explicaron la importancia de tener una relación con Dios, entonces George decidió aceptar a Cristo y reconocerle como el Mesías de Dios. Semanas después se recuperó y fue bautizado.

El pastor de la iglesia, David Brooks, dijo que Lou es un ejemplo perfecto como un seguidor de Jesucristo, que obedece los mandamientos de Dios, incluso cuando la situación parece sinesperanza. “Ella oraba por su esposo durante años“, dijo el pastor.

Desde su conversión y bautismo, Lou y George leen la Biblia cuando están juntos. “Él ya no puede ver bien, así que yo leo la Biblia durante mucho tiempo cuando estoy con él”, dijo Lou. “Yo no me imaginaba que le gustara tanto escuchar el mensaje de la Biblia. Es como que tiene un hambre de la Palabra“.

“La conversión de George representa una gran lección de perseverancia en la oración. El tiempo de Dios no es el nuestro. Cuando el tiempo sea el correcto, Dios responderá tu oración“, dijo el pastor.

FUENTE: AcontecerCristiano.Net

Mujer cristiana perdona a los asesinos de su hijo y les pide buscar a Dios

Mujer cristiana perdona a los asesinos de su hijo

BRASIL.- Una mujer cristiana perdonó y abrazó a los asesinos de su hijo en la comisaría, mientras que los dos delincuentes lloraban arrepentidos por lo que hicieron.

Cleonice Fonseca Leite, de 59 años,madre de la víctima, se dirigió hacia la comisaria de Itapemirim en la región sur del Estado de Espíritu Santo, para conocer a losdetenidos causantes de la muerte de su hijo de 25 años.

Los delincuentes, uno de 20 años y otro de 26, confesaron su crimen y pidieron perdón a la madre, por la muerte del joven. Después Cleonice abrazó a los criminales y estos lloraron cuando oyeron a la mujer hablarles de Dios, según publica el sitio G1.

“Me sentí muy triste. Me quité un peso de encima. Estoy aliviada de haber hablado con ellos y pedirles que se acercaran a Dios. Ahora puedo continuar y seguir con mi vida”, dijo la mujer.

Uno de los criminales admitió que era adicto a las drogas y le prometió a la mujer que ya no volvería a cometer más delitos. “Le aseguro que no lo volveré hacer. Por favor perdóneme”decía.

“Voy a confiar en ti y voy a confiar en Dios. No puedes hacer eso con nadie, ni siquiera con la familia. El dolor que estoy sintiendo es tan grande… En mi corazón todavía hay un poco de perdón para ustedes, dijo Cleonice antes de salir de la estación de la policía.

Más aliviada y segura de haber hecho lo correcto, la mujer dijo que no tiene vergüenza por haberabrazado a los hombres que mataron a su hijo. Afirmó que, aunque perdonó a los criminales, no cree que hayan sido honestos.

“Creo que ellos no están arrepentidos, me pidieron perdón por el miedo, porque estaban en una estación de policía. Pero son pobres, víctimas de las drogas. Dios los juzgará por lo que hicieron. Soy cristiana y mi hijo lo era también. Les perdoné, porque mi hijo hubiese hecho lo mismo”, dijo.

“Quise conocer a las personas que mataron a mi hijo, aunque muchas personas me decían que estaba loca por abrazar a los asesinos, pero mi hijo está muerto y no va a volver. Hice lo que mi corazón me dijo” expresó Cleonice.